domingo, 5 de noviembre de 2017

VENEZUELA, VANGUARDIA EDUCATIVA

Elías Jaua Milano.
La Organización de Naciones Unidas ha planteado un conjunto de objetivos para la erradicación de la pobreza de aquí al año 2030. En ese marco la organización de Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO), en función de garantizar uno de esos objetivos como lo es el acceso a la educación, recomienda a los países adoptar políticas y leyes que garanticen 12 años de educación primaria y secundaria gratuita, financiada con fondos públicos.
La educación seguirá siendo el principal objetivo de la Revolución Bolivariana.
La educación es y seguirá siendo principal objetivo de la Revolución Bolivariana, una revolución educativa.
Hoy, en Venezuela, el Estado Democrático, Social, de Derecho y de Justicia garantiza hasta 24 años de Educación pública gratuita y obligatoria en la educación inicial, primaria, media general y media técnica hasta el pregrado universitario. La gratuidad se extiende hasta ciertas modalidades de postgrados en las áreas de salud y educación.
El sobrecumplimiento de ese objetivo nos convierte en un país vanguardia en el desarrollo de la llamada Agenda Educativa 2030.
Eso se explica en la sostenida inversión social en la educación en los años de revolución. Para 1990 el presupuesto educativo alcanzaba difícilmente un 3,15% del PIB, esta situación cambió favorablemente con la llegada de nuestro Comandante Hugo Chávez. A partir de 1999 se experimenta un crecimiento sostenido hasta hoy, cuando el gobierno Bolivariano del Presidente Nicolás Maduro destina el 7,5% del PIB a la educación aún en medio de una contracción del 70% del ingreso nacional, producto de la caída de los precios petroleros y de las agresiones contra nuestra economía.
VIVA La Juventud Venezolana, que se forma para un brillante futuro y porvenir.
La muchachada buena de forma en nuestras escuelas públicas para la vida.
En cuanto al mejoramiento de la calidad, nuestro Gobierno a través de la Misión Simón Rodríguez dirigida a la especialización de docentes y a la formación de profesionales de otras áreas que deseen ingresar a la docencia, ha alcanzado para el momento 60 mil docentes cursando estudios gratuitos, en 16 áreas de Especialización, Maestría y Doctorado, cerca del 10% de todo nuestros educadores y educadoras.
La calidad la concebimos como una integralidad. En el acceso a las tecnologías de información, más de 6 millones de computadoras portátiles con contenidos pedagógicos han sido donados a los estudiantes de distintos niveles; el 90% de los instituciones educativas tienen acceso a Internet, a los recursos pedagógicos; más de 20 millones de textos escolares con contenidos producidos por pedagogos venezolanos son distribuidos gratuitamente; el 50% de nuestros estudiantes reciben útiles escolares gratuitos y uniformes subsidiados, bonos y becas sociales; en el 75% de las instituciones educativas públicas se ofrece un programa de alimentación escolar, desayuno y almuerzo, para el 2018 cubriremos el 100% con una merienda nutricional.
IMG_1342
Más de 6 millones de computadoras portátiles han sido entregadas a estudiantes de distintos niveles.
En 2030, cuando se cumplan 200 años de la muerte de nuestro Libertador Simón Bolívar, quien nos dejó esta frase para la posteridad, “moral y luces son los polos de una República, moral y luces son nuestras primeras necesidades”, Venezuela podrá decir ante las Naciones Unidas: hemos cumplido con nuestros niños, niñas y jóvenes, hemos cumplido con la humanidad. Hemos formado una generación para lo grande, para lo hermoso, para la libertad, para la paz, para la igualdad social, para el reconocimiento a la diversidad cultural, para otro mundo posible. Dios mediante, así será.

También podrás leer este y otros artículos de interés publicados por el Ministro del Poder Popular para la Educación Elías Jaua Milano en su página "Horizonte en Disputa", por lo que te invitamos a pulsar el siguiente enlace:

sábado, 28 de octubre de 2017

LA OTRA BATALLA

Elías Jaua Milano
Más allá de las batallas y victorias electorales, la Revolución Bolivariana debe librar todos los días la batalla estratégica, que es la batalla de las ideas, que no se hace solo desde el debate teórico sino que se da en el ejercicio real de la ética política. En ese sentido esa batalla estratégica, considero, debemos profundizarla en al menos estas tres dimensiones:
Las batallas por venir, serán de victoria para consolidar el sueño del comandante Chávez
Las batallas por venir, serán de victoria para consolidar el sueño del comandante Chávez.
1. Democracia revolucionaria. Debemos seguir trascendiendo lo meramente electoral y avanzar en la consolidación de las experiencias de autogobierno popular, Comunas y Consejos Comunales, así como de las nuevas formas de propiedad social comunal, obrera, campesina y pública, iniciadas en la primera década de la revolución.
En esta dimensión, también es necesario rescatar la nueva cultura democrática que el chavismo trajo a la sociedad venezolana, la crítica, la autocritica, la contraloría social, la interpelación popular, a la cual, como decía nuestro Comandante Chávez no le debemos temer, por el contrario la necesitamos para avanzar.
Satanizar esta cultura critica de la democracia revolucionaria, con el banal argumento de quien critica es un traidor, es matar el espíritu libertario y plural de nuestra revolución. Traidores son los corruptos que nunca critican cuando están en sus mieles, pero cuando huyen de la justicia venezolana, se declaran testigos protegidos del Imperio e intentan arrastrarnos a todos en el lodazal de sus corruptelas y desviaciones. Esos si son traidores y traidoras.
2. Modelo económico socialista. El Socialismo Bolivariano de Chávez, plantea una economía mixta, pero esto no debe confundirse solo con el desarrollo de empresas mixtas con el sector privado. En realidad se trata de que reconociendo la existencia e importancia del sector privado, la revolución debe desarrollar experiencias de propiedad y relaciones de producción no capitalistas.

Al respecto, observo con preocupación una renuncia a la consolidación y construcción de experiencia socialistas, y más grave aún, procesos de reversión hacia el capitalismo del incipiente y pequeño modelo económico socialista iniciado por la Revolución Bolivariana.
Necesario es debatir cómo construiremos el Socialismo Bolivariano, si solo se apuesta al fortalecimiento del sector privado capitalista y a la desnacionalización de lo público. Son los temas que debemos debatir de cara a lo estratégico.
3. Transformación ético cultural. La Revolución Bolivariana surgió, entre otras razones, como una respuesta al corrompido sistema del Pacto de Punto Fijo. No haber castigado a los responsables del latrocinio cometido durante ese régimen, durante la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, fue un error.
La impunidad es la mayor promotora de los delitos. Al dejar intacto el aparato corruptor, público y privado, éste desde los inicios captó a buena parte de los nuevos burócratas y hasta algunos dirigentes.
Pero el problemas es más profundo, al no desarrollar una política de transformación cultural basada en la construcción de valores para una sociedad con una vida modesta en lo particular y en lo colectivo, sino que por el contrario al expandir los derechos económicos y sociales, sin combatir en el plano cultural el consumismo estructural de nuestra sociedad, dimos pie a una demanda infinita cuya consecuencia es la búsqueda del enriquecimiento a cualquier costo. De allí los altos niveles de delincuencia y corrupción.
Es bastante lo que tenemos que rectificar en esta dimensión, por lo pronto saludo y respaldo la valiente lucha contra la corrupción que está librando el Fiscal General de la Republica. Ya basta de corruptos y corruptas, que son los traidores y traidoras de todas las horas.
Pero más allá, debemos redoblar la marcha para forjar una cultura del trabajo honesto y del logro de una vida digna, no solo en lo material, sino fundamentalmente en lo espiritual.
Por la consolidación absoluta del socialismo, Comuna o Nada.
Por la consolidación absoluta del socialismo, Comuna o Nada.
Estamos en una nueva batalla electoral, ahora vamos por la victoria en las municipales, pero no olvidemos la otra batalla, donde está la victoria estratégica, la gestación de una nueva sociedad que de verdad sea humana. Para ello, como nos recuerda el compañero Ricardo Menéndez, hay que volver siempre a Chávez.


También podrás leer este y otros artículos de interés publicados por el Ministro del Poder Popular para la Educación Elías Jaua Milano en su página "Horizonte en Disputa", por lo que te invitamos a pulsar el siguiente enlace:

sábado, 21 de octubre de 2017

¿POR QUÉ GANAMOS?

Elías Jaua Milano.
Más de 60% de participación electoral, las fuerzas patrióticas ganamos 18 de 23 gobernaciones, con el 54% de la sumatoria del voto nacional. Una victoria “en toda la línea” como diría nuestro Comandante Chávez.

Somos Venezuela, somos paz y vida.
Se sorprenden de esta victoria quienes desconfían de un pueblo que se ha crecido en las dificultades, como se crecía Bolívar, nuestro Libertador, ante la adversidad.
A quienes me preguntan por qué ganamos, les respondo:
1. Porque somos un pueblo con dignidad que salió a rechazar “la patota”  de gobiernos imperialistas y de sus oligarquías lacayas en este continente, que nos agreden y amenazan por ejercer nuestro derecho a la autodeterminación.
2. Porque a pesar de la compleja situación económica, la Revolución Bolivariana es la verdadera opción de estabilidad para recuperar la prosperidad frente a la exclusión, la violencia y el caos que pueda traer un gobierno contrarrevolucionario.
3. Porque el Chavismo es una fuerza popular que cada día tiene mayor consciencia de clase, con un proyecto histórico coherente, con una dirección colectiva en distintos niveles que reconoce en el Presidente Nicolás Maduro la jefatura responsable de la Revolución Bolivariana.
4. Porque planificamos y construimos con el trabajo denodado y místico de los militantes del PSUV, y de los partidos aliados, de los misioneros,  misioneras y brigadistas del Movimiento Somos Venezuela, con los jefes y jefas de calle de los CLAPS, con los comuneros, con los colectivos y movimientos sociales, culturales y sectoriales, y con nuestros candidatos y candidatas en la calle, junto al pueblo. El reconocimiento de la Patria buena para todos ellos y ellas.
5. Porque la población que vota por la oposición castigó a sus dirigentes por falta de seriedad; por su manifiesta irresponsabilidad e incoherencia al convocar a contradictorios métodos de lucha, incluyendo la violencia fratricida; por promover intervenciones militares extranjeras traicionando la Patria y  vulnerando el sagrado derecho a vivir en paz que tiene todo el pueblo venezolano; por su suprema incapacidad de lograr ningún objetivo positivo para Venezuela.

Despejaremos el horizonte del porvenir con la fuerza de nuestra juventud. ¡La batalla continúa!
Por eso y por muchas cosas más ganamos, y con nosotros ganó la independencia, la paz y la dignidad de Venezuela.
Necesario es reconocer el papel  del Poder Electoral  y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela, al garantizar y proteger el supremo derecho democrático de votar, de elegir.
La batalla  histórica continúa, vienen las elecciones de alcaldes y alcaldesas, y luego la presidencial. En esta última requerimos mucho más de 8 millones de votos a favor de la Patria y de la Revolución Bolivariana y Socialista. ¡El Chavismo tiene con que! Vamos a construir desde ya esa victoria histórica. ¡Venceremos!

También podrás leer este y otros artículos de interés publicados por el Ministro del Poder Popular para la Educación Elías Jaua Milano en su página "Horizonte en Disputa", por lo que te invitamos a pulsar el siguiente enlace: